miércoles, 18 de mayo de 2011

¿QUE DESAYUNAMOS? MOJICONES

La repostería y las masas no son mi fuerte, pero soy cabezota y lo voy a seguir intentando hasta que me salgan unos mojicones como estos que hice el otro día. ¿quien le dice que no a unos mojicones y un café con leche para desayunar? Bien pues siguiendo la receta en el  blog de Su  (webos fritos).







Ingredientes
  • 250 gr de harina
  • 6 huevos
  • 180 gr de azúcar
  • Ralladura de la cáscara de medio limón
  • 3 cucharadas soperas de agua.
  • 75 gr de mantequilla derretida
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • Azúcar glas
¡Preparemos los mojicones!
1. Poner en un bol 4 huevos enteros y dos yemas. Las dos claras que sobran se pueden congelar para utilizarlas en otra cosa(yo ya las he utilizado en un helado de limón). Añadir el azúcar, la ralladura de limón, y batir con unas varillas (esta vez utilicé las de toda la vida y me olvidé de las eléctricas) hasta conseguir una crema espumosa.
2. Añadimos a esta mezcla tres cucharadas de agua y la harina mezclada con la levadura, e incorporamos la mantequilla derretida. Removemos hasta conseguir una masa homogénea.
3. Utilizar moldes de magdalena en los que a su vez pondremos moldes para magdalenas de papel. Rellenamos los moldes con la mezcla hasta las tres cuartas partes de su capacidad. Yo he llenado una bandeja y media con estas cantidades.
4. Precalentar el horno a 180°, calor arriba y abajo. Metemos la primera bandeja, vigilando sin abrir el horno hasta que estén hechos. Dejaremos durante unos 25 minutos. A continuación haremos lo mismo con la segunda bandeja.
5. Dejamos enfriar un rato sobre una rejilla, desmoldamos y si queremos endulzar un poco más la vida, espolvoreamos con azúcar glas.
¡Espero que os gusten! Nosotros ya las hemos comido durante algunas mañanas. Por cierto, por lo que se refiere a la conservación, las tuvimos una semana en el típico bote de galletas de latón durante una semanita y pico.
Conclusión: merece la pena pasarse un ratito del fin de semana preparando estos dulces esponjosos matinales o vespertinos, cualquier ocasión es buena para comerse un mojicón casero con un vaso de leche. Sólo tenéis que coger una bolsa de mojicones o magdalenas del supermercado y leer la lista de ingredientes, seguro que os animáis.



Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada